“Ave Maya”: homenaje a Maya Plisetskaya en el Odeón de Atenas

17/09/2014

 

Maya Plisetskaya, va a vivir una noche muy especial: la celebración el próximo 11 de octubre de una gala en su honor, titulada AVE MAYA, en el Herod Atticus Odeon de la Acrópolis de Atenas.

 

La gran bailarina asistirá en compañía de su esposo, el compositor Rodion Scherin.

 

Ahora que estamos a las puertas de que la Compañía Nacional de Danza celebre su 35º Aniversario, y con tal motivo se va a rendir un merecido homenaje a María De Avila -que precedió a Maya en la dirección de la compañía nacional- es necesario reflexionar sobre el hecho de que nunca hay mejor homenaje que el ofrecido en vida. 

 

 

Leemos el programa de la gala y nos entristece no poder estar en Atenas, y lamentamos que no se celebre un evento de esta magnitud en alguno de los grandes espacios teatrales de España, porque Maya siempre será parte de nosotros.

 

 

No disfrutaremos al ver la emoción de Maya, ni sentiremos la alada gracilidad de su reverencia al público -pues nadie en el mundo saluda con una elegancia como la suya-, ni escucharemos los interminables aplausos en que se desharán las manos de los asistentes: el histórico recinto tiene una capacidad para 5.000 personas.

 

Pero gracias a que el director artístico de la gala es Ricardo Cue, España sí estará presente, y lo estará con dos de nuestros más grandes bailarines: Lola Greco y Sergio Bernal, que estrena una coreografía en honor a Maya titulada “Le Roi Danse”, como regalo para su próximo 90 aniversario, que se conmemora en el 2015.

 

En la siguiente filmación podemos ver a Sergio en la Farruca del Molinero, del Sombrero de Tres Picos, coreografíada por Carlos Vilán, en una gala anterior. Es una pieza de las preferidas por Maya:

Lola Greco danzará "Goyescas" de Granados, podemos imaginarla viéndola aquí en "Córdoba" de Albéniz.

 

¿Qué halago podría hacerle a Maya Plisetskaya que nunca se le haya dicho?

 

Me arriesgaré indicando algo curioso sobre su persona: nadie se refiere a ella con el título de “maestra”... La razón no es otra que la existencia de algunos seres, muy pocos y escasos en el tiempo, que alcanzan la perfección en su arte.

 

Son tan excelsos que no crean escuela. Es imposible asemejárseles. Son los elegidos. Estos tendrán muchos imitadores, pero jamás “discípulos” en el profundo sentido de la palabra.

 

Así Maya llegó a través del instinto a lo que jamás ninguna otra bailarina logró con la más férrea de las voluntades, porque el genio no se trasmite, simplemente florece.

 

Maya es una elegida, un ser único, sin continuidad posible, ella vive en su soledad de diosa, tan aislada como podría considerase a una Carmen Amaya en el ámbito del flamenco, o a un Juan Sebastian Bach en la historia de la música.

 

Los dioses aparecen, nunca son maestros, nunca envejecen, simpre son escasos e irrepetibles.

 

¡Ave Maya!  Nuestro eterno aplauso para la diosa de la danza.

 

MERCEDES ALBI

 

Please reload

Reciente

November 14, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square