Agustina la Reina: la artista que acompañó a Pastora Imperio en "El Amor Brujo" (2015)

07/01/2015

Al entrar en la primera sala del Museo de la Fundación Manuel Benedito, llaman la atención del visitante dos retratos de una bellísima mujer morena. En uno, en tonos rojizos, la modelo posa de cuerpo entero tumbada sobre un diván. Sus ojos negros miran desafiantes. Y así debieron de parecerle al excelso pintor valenciano -discípulo predilecto de Sorolla- cuando títuló el lienzo como “La Gavilana” (1910).

 

En el segundo cuadro, inacabado, la hermosa gitana viste de blanco con un mantón de grandes flores.

 

 

¡Cuantas historias dormidas acuden a la mente contemplandola! Su nombre era Agustina Escudero Heredia y es recordada como modelo de grandes pintores, especialmente de Manuel Bendito y  Zuloaga, que fue padrino del más pequeño de sus hijos, el torero Rafael del Albaicín, que tantas veces pintó.

 

 

 

Y es que Agustina, apodada la Reina, fue mucho más que la misteriosa imagen que contemplamos en los lienzos. En su existencia el arte y la pasión se mezclan, sin que todavía nadie se haya tomado la molestia de rescatar los fragmentos dispersos de su biografía.

 

En el Museo Manuel Benedito una suerte de azar ha querido que los retratos de Agustina estén colgados a  pocos pasos de donde se exhibe el magnífico cuadro que le pintó a Pastora Imperio.

 

 

 

Dos mujeres que en vida compatieron la escena del Teatro Lara en el histórico momento en que se estrenó “El Amor Brujo”(1915),  y cuyas imágenes pueden contemplarse ahora bajo un mismo techo, cercanas y unidas para siempre.

 

"El Amor Brujo" reunió a Pastora y Agustina en el mismo escenario, lo que constituye una muestra de la grandeza y generosidad de Pastora que, sin temer que la belleza de Agustina la eclipsara, le ofreció subir al escenario para acompañar a su hija, que tenía una clara vocación artística y terminaría siendo María del Albaicín.

 

Así, las dos gitanillas del reparto fueron María Benitez – actuando bajo su nombre artístico de Perlita Negra- y la hija de Agustina, María, conocida como María Imperio hasta que unos años después Diaghilev, en su último viaje a Sevilla, le cambiara el nombre por el de María del Albacín, y la contratase como estrella principal de "Cuadro Flamenco", que se estrenó en París en 1921.

 

 

 

A pesar de que Agustina actuara en el estreno del “El Amor Brujo” -obra que marca un antes y un después en la danza española- no queda constancia de su trayectoria escénica. Agustina bailaba y cantaba en el ámbito doméstico, y subió a escena para acompañar a su hija porque solo tenía 13 años. 

 

Agustina estaba casada con Benigno García Gabarre, un tratante de caballos perteneciente al clan de los gitanos del barrio de Tetuán, en donde vivía hasta que enviudó.

 

Mucho mejor que cualquier biografía es siempre lo que el propio personaje cuenta de sí mismo. Agustina nunca escribió, pero gracias a Walter Starkie y su libro “Aventuras de un irlandés por España”, existe un testimonio directo sobre su persona, y cómo sería “la Gavilana” que el escritor irlandés no duda en afirmar: “Desde que he caído bajo la influencia de la Reina Agustina tengo la sensación de que cualquier cosa me puede pasar”...

 

(continuará)

MERCEDES ALBI

 

 

 

Please reload

Reciente
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square