A las puertas de una nueva “Carmen”. Ensayo de la CND

18/03/2015

 Esta mañana en la sede de la Compañía Nacional de Danza, se ha mostrado a la prensa un fragmento de CARMEN, la  nueva creación original de Johan Inger para la Compañía Nacional de Danza.

 

El director de la compañía, José Carlos Martínez, cedió el protagonismo a Gregorio Acuña, el autor de la dramaturgia, que presentó la obra.

 Su argumento está basado en la novela original que Prosper Merimée escribió en 1845, dejando de lado el arquetipo surgido a partir de la exitosa ópera de Bizet. Por tanto, la figura protagonista queda desplazada de Carmen a Don José.

 

“Es un descenso a los infiernos de Don José. Un hombre joven, con ambiciones y lleno de proyectos, cuya vida se trunca por una pasión que le conduce al abismo”, cuenta Gregorio Acuña.

 

El compositor Marc Alvarez ha asumido el gran reto de ampliar la partitura de Rodion Shchedrin, y extender sus 45 minutos de duración a una hora y media.

 

La escenografía se ha construido a base de “periactos”, unos paneles giratorios con tres lados, que van construyendo de diferente forma los lugares en que transcurre la trama.

 

La compañía interpreta el final del acto Primero. Los paneles nos muestran su lado cubierto de espejos, pues el ensayo simula que nos encontramos en el salón del señor Zúñiga, un hombre rico que da una fiesta en honor de Carmen, su nueva amante. Don José está allí de portero, se siente completamente humillado; además presencia como la mujer que ama se marcha con el “torero”, que en esta ocasión simboliza simplemente un hombre célebre o ídolo de masas, pues se pretende crear una obra de líneas argumentales destiladas, por donde fluyen las pasiones humanas, sin constreñirlas a un espacio o tiempo concreto.

 Junto a los personajes reales coexisten otros que a modo de conciencia, de lo que no se ve pero se siente, aparecen a lo largo de la representación. Son un niño y una sombra. El espacio se torna sugerente. El final de este primer acto es abrupto, pero no lo vamos a desvelar.

 

Esta "Carmen" tiene algo que engancha, que presagia el resultado de un buen trabajo.

 

Los bailarines fluyen, danzan, expresan los sentimientos de un drama que ya está casi listo... Solo hay que esperar a la apertura del telón, el próximo 9 de abril en el Teatro de la Zarzuela.

 

 

MERCEDES ALBI

 

 

Please reload

Reciente

December 18, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square