Gala en la Zarzuela: 75 años Real Conservatorio Mariemma


Ha llegado el momento en el que el Real Conservatorio Profesional Mariemma celebre sus 75 años de existencia. Y será con una gran gala que tendrá lugar el próximo 1 de julio en el Teatro de la Zarzuela.


Es un motivo de gran orgullo la labor desempeñada, durante tanto tiempo contra viento y marea, gracias al esfuerzo de miles de protagonistas que construyeron este peldaño de historia. Unos alcanzaron la fama otros no, pero todos ellos entregaron su esfuerzo y su amor por la danza.


Su actual directora Mar Mel nos cuenta los detalles de esta conmemoración.


-¿Cómo os sentís a las puertas de este gran evento?


-Muy, muy contentos...


-Son 75 años desde el comienzo... ¿Cual es el objeto de la conmemoración?


-No podemos pasar por alto este un aniversario tan especial: 75 años marcan una larga trayectoria para el Conservatorio y nos obliga a recuerdan los cientos de acontecimientos que han consolidado su prestigio en España.


-Debe ser muy difícil condensar en una gala tantos momentos vividos...

-Sí, es complicado, pero creo que lo hemos conseguido y va a ser una gala muy especial en un recinto también muy especial, el Teatro de la Zarzuela.


Y pensamos, “Qué es lo que impulsa tanto esfuerzo?, pues nuestro amor, nuestro amor por la danza que es el corazón, la verdadera alma y la auténtica historia de este Conservatorio y por ello será la protagonista de este espectáculo.

-¿Quien bailará?

-En la gala podremos disfrutar de algunos de los bailarines profesionales que se han formado en el Conservatorio y que han querido y han podido reservar ese día para homenajear a su escuela.


Bailarán ex alumnos del Centro, ya consagrados, como Eduardo Martínez o Sergio Bernal, primer bailarín y solista respectivamente del BNE.

Esteban Berlanga y Aleix Mañé, primer bailarín y solista respectivamente de la CND, o las bailarinas de danza contemporánea Ruth Muelas y Melania Olcina, dentro de un amplio elenco de intérpretes y con piezas de los diferentes estilos, Clásico, Español y Contemporáneo.


Estoy muy agradecida a cada uno de ellos, porque han hecho un hueco en sus complicadas agendas para colaborar con nosotros. También nos acompañan, aunque no físicamente, los que por compromisos profesionales les ha sido imposible acudir a la cita, así como las decenas de ex-alumnos a los que les gustaría poder participar y que, por motivos evidentes de tiempo, no hemos podido hacerles un hueco.


Desde aquí les pido disculpas por no haber podido invitarles.


Sería imposible que todos los bailarines que han salido del Conservatorio pudieran estar ese día en el escenario de la Zarzuela.

-Cuéntame algo concreto sobre el programa.

-Podremos disfrutar de 12 solos o dúos interpretados por estos antiguos alumnos profesionales y tres extractos de coreografías de nuestros alumnos actuales, una por cada especialidad.


El espectáculo va a ser muy variado. En él se irá "viajando" por las tres especialidades que forman el conservatorio: Danza Clásica, Danza Contemporánea y Danza Española, interpretadas por diferentes promociones de bailarines, incluida la última.


-Presiento que habrá mucha emoción.


-Me consta que para nuestros invitados es un acontecimiento muy especial por el recuerdo que perdura y por los lazos afectivos que todavía continúan existiendo. Desde luego, para el Conservatorio es una conmemoración muy emotiva e importante y un motivo para la reflexión.


Y es cierto, habrá que contener las lágrimas porque se mezclan muchas emociones. Ese orgullo de comprobar que nuestro Conservatorio llega a los 75 años con muy buena salud, el recuerdo imborrable de tantas personas que han pasado por él...


-No se cumplen 75 años todos los días.

-Me siento muy satisfecha al comprobar que este Conservatorio sigue su ritmo y que continúa formando bailarines de calidad, pero a la vez siento la responsabilidad de saber que el futuro está por delante, que después de estos 75 años vendrán muchos más.

Ese futuro dependerá en parte de cómo actuemos.


Pero en mi caso concreto, me siento una privilegiada al tener la posibilidad de representar en este momento a una institución que ha sido durante mucho tiempo y continúa siendo mi casa. En ella he tenido la posibilidad de aprender de la calidad profesional y humana de tantos grandes maestros y profesionales con los que he convivido, y en la que confío seguir colaborando para que siga en esa evolución permanente que siempre buscamos.


MERCEDES ALBI


(Fotografía Mar Mel por Jesús Robisco; fotografía de Eduardo Martínez por Eugenia Sartorius)

Reciente
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square