Una clase magistral con mucho sabor

 

En el Centro de Danza del Canal hemos asistido a una cita muy especial: una Clase Magistral con el gran bailarín cubano, estrella del American Ballet y actualmente, Director Artístico del Silicon Valley, José Manuel Carreño.

 

 

Su biografía, aunque de todos conocida, merece la pena resaltarse.

 

Nació en Cuba, hijo de toda una estirpe de bailarines. Estudió en la Provincial de Ballet y en la Escuela Nacional de Ballet. En 1987 gana la Medalla de Oro en el Concurso Internacional de Nueva York y en 1990 el Gran Premio en el Concurso Internacional de Ballet en Jackson, Missisipi. Ha sido Bailarín Principal del English National Ballet, Royal Ballet y American Ballet.

 

Sus roles son inolvidables y quedan grabados en la retina del espectador como esos momentos cumbres que no se olvidan. Verlo aquí, simpático, cercano y aun mismo tiempo erudito también es algo para recordar.

 

 

La afabilidad de José Manuel Carreño contrasta con el reconocido prestigio que posee dentro del mundo de la danza internacional, pero él es así, exento de pose y transmitiendo la gracia cubana que también es intrínseca a su personaje.

 

 

 

Fue nominado para un 'Oscar' como uno de los solistas masculinos supremos del mundo clásico del nuevo milenio (Monte Carlo, 2000), y el Dance Magazine le otorgó Male Dancer del Año en 2005 . Carreño se retiró del ABT en 2011. Él es el fundador y director del Festival de Danza de Carreño en la Florida.

 

En la Clase Magistral de hoy han participado los alumnos de los Conservatorios de Madrid, y también ha contado con la presencia de cuatro jóvenes bailarines la Compañía Nacional de Danza, Aitor Arrieta Coca, Álvaro Madrigal, Juan José Carazo y Ángel García.

 

 

La clase se ha iniciado con varios ejercicios en la barra que iba proponiendo José Manuel Carreño. Ha sido una clase muy alegre, salpicada por toques del personalísimo humor del Director del Silicon Valley. El Maestro ha estado muy pendiente de que las puntas estuviesen bien extendidas y de la colocación de la cabeza de los bailarines, haciéndoles las correcciones pertinentes. “Hay que extender el tendu en la barra “, “ Hay que hacer los frappés con alegría", comentó también a la vez que animaba a continuar a sus alumnos.

 

 

Se ha continuado con las diagonales, donde hemos podido contemplar escenas de gran belleza plástica y técnica. La clase ha finalizado con una serie de 16 fouettés "a su manera” donde los brazos están siempre en la 2ª posición, como el mismo José Manuel Carreño ha comentado. Iniciándolo las bailarinas y finalizándolo los bailarines .

 

 

Una gran Clase Magistral en la que los alumnos y el profesor han disfrutado enormemente, se nota que aman lo que hacen. Los más grandes, siempre son los más sencillos.

 

PAOLA PANIZZA

Fotografías: Jorge Álvarez

 

 

Please reload

Reciente
Please reload

Archivo
Please reload