Marta García, siempre en el recuerdo

27/04/2017

 

 El pasado domingo se celebró en la Sala Berlanga de la Fundación SGAE un sentido homenaje a la bailarina Marta García, organizado por el Instituto superior de Danza Alicia Alonso, la Fundación SGAE y Ediciones Cumbres.

 

Fue verdaderamente difícil contener las lágrimas, Marta es y será inolvidable, buena muestra de ello fue el público asistente al acto, allí estaban sus alumnos, antiguas compañeras ex-bailarinas del Ballet Nacional de Cuba afincadas en España, como María Cristina Álvarez Fernández, Dagmara Brown, Margarita Martínez... Artistas como Gloria Mandelick, y tantos amigos y aficionados a la danza que es imposible nombrarlos a todos.

 

Presidieron el acto Alberto García Castaño, director de la Cátedra Alicia Alonso, Mayda Bustamante, querida amiga y editora de Marta, junto con su esposo el maestro Orlando Salgado.

 

La emoción que embargaba a los asistentes fue el más claro testimonio de que Marta sí que “danzó su vida”, y lo hizo con total entrega, derramando tanta dulzura, generosidad, elegancia, talento y muchísimo amor a la danza, que la han convertido en una figura trascendental.

 

Siempre tendremos este libro tan fantástico de su autobiografía “Danzar mi vida”, del que en el acto se ha presentado una edición especial numerada de 50 ejemplares.

 

 

Esta nueva edición contiene un apéndice cuya portada se ilustra con una preciosa acuarela impresa a color titulada “Marta Prima Ballerina”, del pintor Jorge Alberto Carol", obra que ha sido seleccionada para la formar participar en la Exposición de Acuarela USA 2017. A continuación se reproducen numerosos pésames y testimonios de afectos y admiración escritos con motivo de su fallecimiento. Hemos tenido en honor de que entre ellos esté el recuerdo que le escribió Mercedes Albi, directora de esta web, mostrando a Marta García un recuerdo que todos sus colaboradores suscribimos.

 

Alberto García Castaño se mostró orgulloso del acto celebrado el pasado jueves, donde se bautizó con el nombre de Marta García, una de las salas del Instituto Superior de Danza Alicia Alonso de la Universidad Rey Juan Carlos y se descubrió una placa con su retrato.

 

Mayda Bustamante recordó como Marta García escribió su autobiografía gracias al increíble don natural de creatividad que poseía, que la facultaba para hacer arte hasta con las palabras, un libro, que del que la editora afirma, fue escrito al dictado de su alma y corazón.

 

 

Cerró el turno de palabras su esposo, el maestro Orlando Salgado, quien la acompañó en el escenario y en la vida durante 35 años. Dio las gracias a todos los presentes y finalizó con palabras entrecortadas por la emoción afirmando: “Ella siempre danzó su vida”.

 

 

Marta García aun desaparecida seguirá brindándonos en DANZAR MI VIDA las memorias de su brillante carrera artística. Toda una existencia dedicada a la Danza como Primera Bailarina del Ballet Nacional de Cuba, Directora Artística del Ballet Estable del Teatro Colón de Buenos Aires y Directora artística, pedagoga y adaptadora de repertorio del Gran Ballet de Cámara del Instituto Alicia Alonso de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. 

 

 

Como colofón al homenaje se proyectó un documental de la Televisión Cubana, de la serie “La danza eterna”, dedicado a la Marta García. Amed Piñero realizó esta interesante filmación donde pudimos admirar preciosas fotografías de su niñez y juventud, así como escenas de sus ballets más emblemáticos como “Giselle”,” El Lago de los Cisnes”, “Bodas de Sangre”, etc...

 

En el documental interviene la propia Alicia Alonso que habla sobre Marta García y manifiesta su admiración por su técnica exquisita y la enorme intensidad dramática que derrochaba sobre el escenario. "Marta personalísima en escena", dice Alicia Alonso, "siempre me transmitía un enorme placer cada vez que la veía bailar".

 

Y es que Marta García interpretó todos los roles del repertorio clásico y muchos del repertorio contemporáneo, pero nos gustaría destacar que sus papeles favoritos, según ella misma confiesa en su libro, fueron,: Soledad del ballet “Tarde en la Siesta” de Alberto Méndez (1972),

 

 

y la Novia en “Las Bodas de Sangre” de Antonio Gades, pues Marta tenía además de a Cuba una parte española dentro de sí que la hacía disfrutar con los papeles de carácter.

 

 

Finalizó el documental y todo el público se puso en pie en un interminable aplauso en homenaje al maravilloso ser, nacido para transmitir su sensibilidad al mundo, que ha sido y siempre será Marta García.

 

Paola Panizza

 

 

 

 

.

 

..

 

Please reload

Reciente
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos