Entrevista a Paloma Gómez visitando la exposición sobre Olga Picasso

07/07/2019

 

Paloma Gómez es danza española de los pies a la cabeza, la lleva consigo desde que nació en el seno de una familia de bailarines. Sus padres, José Gómez y Raquel Rodríguez le dejaron esa “Herencia” que además dio nombre a uno de sus espectáculos.

 

Es complicado sintetizar a esta extraordinaria artista que a la edad de 17 años ya entró a formar parte del  prestigioso elenco del Ballet Nacional de España. Llegó a primera bailarina, y no solo de la compañía nacional, sino que posteriormente lo fue de otras como “José Antonio y los Ballets Españoles”, y “Nuevo Ballet Español” con los que recorrió el mundo fundando la suya propia.

 

 

Ella es una mujer que despliega en la vida y en la escena una magia especial. Tiene un atractivo profundo y absolutamente absorbente que hace que sobre ella se posen todas las miradas. Pero no siempre es la misma, Paloma va cambiando porque se multiplica en un sinfín de facetas. Su actividad es incesante, viajando a lo largo y ancho del mundo como si el lugar en el que habita no tuviera límites. Y es que no existen las fronteras para el arte, ni tampoco para las brillantes ideas que la mueven y la convierten en un ser camaleónico. Nada se le resiste, incluso ha hecho películas, y ahora está lanzando internacionalmente un programa de fitness inspirado en la danza española que está teniendo muchísimo éxito.  

 

Paloma siempre viajera ha hecho un alto en Madrid, y aprovecho para visitar con ella la muestra sobre “Olga Picasso” que se exhibe estos días en el Caixa Forum, porque quién mejor que una bailarina para apreciar una exposición sobre otra que lo fue y que nos conmueve.

 

 

Paseamos por el Paseo del Prado y se siente orgullosa del enorme patrimonio artístico que tenemos, me dice:  

 

-España es un país rebosante de talento artístico por eso es tan maravilloso disfrutar de este Paseo lleno con tantas exposiciones de grandísimo nivel.

 

-Realmente somos unos privilegiados de tenerlo, desde el Reina Sofía, Caixa Forum, Museo del Prado, Museo Thyssen, Fundación Mapfre, Biblioteca Nacional… Empiezas y no acabas. Además, tú que viajas tanto puedes apreciar que esta enorme concentración de arte es algo único en el mundo. ¿Cuál es tu próximo destino?

 

-Japón, me marcho a Tokio el próximo domingo y estaré una semana.

 

-¿Qué vas a hacer?

 

-Voy a presentar Olefit, la disciplina de fitness que he creado inspirada en el flamenco y la danza española, en Sportek, la feria más importante de fitness que se celebra en Tokio. 

 

 

-Vuestra implantación a nivel internacional es muy veloz. ¿Cuántos gimnasios hay en Japón que imparten Olefit?

 

-En Japón tenemos 16 centros activos y para septiembre ser ampliaran hasta 45, un número que sigue aumentando porque existe mucha afición por el flamenco. Allí tenemos como socios a dos de las cadenas de gimnasios más importantes, Real y Renassence.

 

-¿Cuándo se inició Olefit?

 

-Hace algo más de dos años.

 

-¿Cómo surgió esta idea de llevar el flamenco al fitness?

 

-Fue en Chicago. Mi marido Luis Lorente estaba viéndome dar una clase de danza y de repente, se le ocurrió. Pensó que el trabajo físico que se realiza con los pasos de danza se podría trasladar a una disciplina gimnástica que fuera accesible a todos como un nuevo tipo de entrenamiento.  Es así como de pronto te vienen esas ideas. Me lo planteó, me entusiasmé y nos pusimos manos a la obra.

 

 

-¿Qué fue lo que más suscitó tu interés al inicio?

 

-Mi pasión es la danza española. Vivo por ella casi desde que nací, porque como sabes mis padres formaban parte de ella y tenían una academia. Me encanta difundir nuestro arte por el mundo, y siempre estoy dando clases y bailando y viajando por muchos países. Entonces, pensé que esta podía ser una nueva forma de hacerlo. Especialmente porque existe un núcleo de alumnos potenciales a los que incluso una clase básica de flamenco les produce un cierto temor al no tener conocimientos de baile… Por lo que Olefit acerca y posibilita que cualquier persona pueda acceder a practicar la disciplina. Y los hay que luego quieren seguir aprendiendo e ir más allá y se pasan a dar clases de danza. Me gusta poner mi granito de arena y contribuir a que nuestra cultura se dé a conocer.

 

 

-Cuando visitas estas ferias o cadenas internacionales de gimnasios interesadas en implantar Olefit, ¿En qué consiste la actividad que realizáis?

 

-Mi equipo y yo nos dedicamos a diseñar el programa, el método, la estructura y formación del equipo de profesionales. Se crean unas células sobre las que se monta un sistema muy organizado que está logrando el objetivo de expandirse con solidez a nivel internacional.

 

 

-Entonces, por ejemplo, concebís Luis y tú la idea, pero ¿Cuál es el paso siguiente que ha llevado a Olefit a posicionarse en un mercado tan complejo?

 

-Lo primero que hicimos fue contactar con John Vigtal, un gran profesional del fitness que fue campeón internacional de aerobic y fitness, toda una personalidad en ese campo, y nos juntamos para crear una disciplina de fitness; y entre los dos comenzamos el método.

 

-¿El objetivo es deportivo y no artístico?

 

-No es una clase de danza sino que la finalidad es practicar ejercicio y entrenar todos los músculos del cuerpo, por ello creamos los movimientos que dan estructura a este entrenamiento. No es algo que se haga al azar sino que está muy pensado. Se tiene en cuenta la progresión de la intensidad en el desarrollo de cada clase, y por cierto, quienes lo practican  se divierten mucho. Hacen un montón de ejercicio pero sin darse cuenta porque están disfrutando con los pasos, la música y queman un montón de calorías pasándoselo muy bien.

 

 

-¿Cómo es la música?

 

-Se creó expresamente para el método. Contactamos con Kay Producciones Multimedia, una productora catalana que ha hecho muchas bandas sonoras y trabajado para artistas de nivel y prestigio internacional, y les explicamos. Creamos una música acorde con los ejercicios que componen la clase.

 

-¿Se basa en palos del flamenco?

 

-No estrictamente, son sobre todo rumba y bulerías, también hay algún tanguillo. Es una música flamenca actual, fresca y muy alegre.

 

 

-Dime alguna de las características que más suscitan la atención de Olefit en el mundo del fitness.

 

-Es muy divertido y tiene mucha energía. Los que lo practican se lo pasan muy bien sin darse cuenta del gran esfuerzo que desarrollan. Y otra característica, si lo comparamos con otras disciplinas, es que se trabaja la coordinación, me atrevo a afirmar que es la disciplina de fitness en que más trabaja la coordinación entre brazos y piernas.

 

-¿En qué países se está practicando Olefit?

 

-Estamos en Japón, y dentro de Europa estamos en Francia, Belgica, próximamente en Holanda y Luxemburgo; en toda España de norte a sur, en Singapur y también tenemos algunos centros boutiques en USA...

 

-Y si alguien quiere apuntarse en estas clases ¿Cómo puede hacerlo?

 

-Hay algunos gimnasios que lo anuncian, pero si quieren que nos escriban a nuestro mail info@olefit.com y podemos indicarle el lugar más cercano a su domicilio donde se practica.

 

-Y para ser instructor de Olefit ¿Cómo se forman?

 

-Organizamos unos “stages” varias veces al año. Los interesados se apuntan y descargan un paquete que tienen que preparar para pasar una prueba de nivel. Evaluamos su aptitud y los que la tienen se convierten en monitores. También, y para lugares en los que no hemos ido presencialmente, tenemos un programa on line de formación. En Arabia Saudí ya  se está practicando Olefit.

 

Los programas que desarrollamos tienen actualizaciones cada tres meses con modelos de clase nueva. Tenemos presencia en Wexell es la mayor empresa de distribución de clases virtuales de fitness internacional.

 

-Entonces, las clases ¿Se pueden recibir de dos modos?

 

-Sí, de forma presencial y de forma virtual. Tenemos alrededor 700 gimnasios que dan nuestras clases virtuales esparcidos por todo el mundo, el 50% de ellos en Estados Unidos.

 

 

-Vamos, que no paras…

 

-Esta actividad del Olefit va en paralelo a mi carrera de bailarina y coreógrafa. Yo sigo compatibilizando todo e imparto master classes y tengo otros proyectos. Ahora en octubre hago una gira por Singapur y Honkong de clases de clásico español, flamenco y escuela bolera. Porque ya sabes que la escuela bolera cada vez está más olvidada y me parece precioso y darla a conocer desde la propia enseñanza en lugares tan lejanos. Y además cuando la conocen les encanta y esto me emociona. Yo pongo mi granito de arena en pro de la danza española. Mi faceta de bailarina siempre está presente. Me gusta mucho de Olefit porque también es un camino para abrir las puertas a esas personas que más adelante deciden ir un poco más allá, y esto también me gusta mucho. Con Olefit ayudamos a la difusión de la danza española.

 

-¿Cuándo vamos a poder verte bailar?

 

-Bailar me apetece siempre muchísimo, ganas tengo todas pero con esta agenda de viajes y al ser la fundadora de esta disciplina tengo muchísimas responsabilidades. Pero espero que sea pronto. Tengo un proyecto en el que subo al escenario pero sobre el que todavía no puedo hablar. Es algo muy bonito e implica además que la danza sea una herramienta social y solidaria que me encanta. Pero no te puedo hablar todavía.. ya te avisaré, te va a gustar..

 

Mercedes Albi

 

Please reload

Reciente

November 14, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square