Danza en armonía. Entrevista a Alessandro Pierozzi


Alessandro Pierozzi lleva la danza en las venas y aunque no se le haya manifestado en los movimientos de su cuerpo, pues nunca bailó, se haya en su ADN materno, ya que es hijo de la queridísima maestra Ángela Santos.


Alessandro es un músico con una vocación difusora que le ha llevado a escribir libros y a dirigir en Radio Clásica interesantísimos programas. Hace unas semanas estrenó uno nuevo titulado “Danza en armonía”, que se emite los sábados a las 22 horas.


Es un programa pensado para viajar a lo largo y ancho del fascinante mundo de la música para el ballet, la danza contemporánea, la danza estilizada, la escuela bolera… Os invito a escuchar sus podcast pues realiza un recorrido repleto de emociones, desde los comienzos musicales del ballet académico con Lully y Rameau, al romanticismo más puro de Giselle pasando por los ballets imperiales de Petipa-Tchaikovsky, los ballets de las óperas y las zarzuelas, el Bolero de la Cachucha de la Escuela Bolera o la danza estilizada española hasta los “monstruos sagrados” del siglo XX como Diaghilev, Balanchine, Bejart o Forsythe y las armonías que acompañaron su creatividad.


P-¿Por qué un programa de música y danza?


-La verdad es que llevaba tiempo pensando en hablar de estos dos temas, mejor dicho, de la música para danza, para bailar…


Hace unos años le propuse ya un libro a un editor, que quedó encantado de la idea, pero, finalmente, no se publicó.


Así que, tras haber tenido una breve incursión en Radio Clásica en el verano de 2019 con un programa sobre la música española más desconocida, titulado Música resucitada, me decidí proponer a la dirección de la radio pública la posibilidad de transformar en palabra y notas a través de las ondas todo lo que rodea a la musicalidad, a lo musical en el mundo de la danza, los bailarines, los géneros, los estilos...


Así nació Danza en armonía.


Alessandro Pierozzi con Igor Yebra

P.-Cuéntame, ¿Cómo te ha influido ser hijo de quien eres? De la bailarina y maestra Ángela Santos y su esposo Piero, un artista al que creo conoció en una gira por Italia.


-Como sabes mis raíces familiares en cuanto a música, danza y artes varias están en el origen de todo. Tanto mis abuelos maternos como paternos se han dedicado al mundo del espectáculo (mi abuelo por parte de madre fue actor cómico y mi abuela, violinista y por parte de padre, mi abuela fue artista de circo y mi abuelo, escultor y pintor). A ellos debían seguir la saga mis padres: Piero, artista de circo, y mi madre, Ángela Santos, bailarina y maestra, así como directora de una pequeña compañía y de una escuela de danza, entre otras muchas cosas…

Alicia Alonso, Ángela Santos y su esposo Piero con otros amigos

P.- Tu madre, Ángela Santos, hasta llegó a poner en marcha una compañía de Ballet Clásico con Fernando Bujones, pero veo que la modestia es una característica de todos los miembros de la familia (bromeo). Cuéntame alguna anécdota ¿Cuál es tu primer recuerdo de la danza?


-La música y la danza están presentes en mi vida casi desde que nací. Mis padres me han contado que con apenas un año de edad, me llevaron en Milán, ciudad en la que nací, a ver a Antonio Gades y su compañía. Era un espectáculo en el precioso Castello Sforzesco. Parece ser que me quedé maravillado, perplejo, tanto que cuando sonó la celebérrima farruca me puse a bailar por en el pasillo.


Al final de la representación, cuando mis padres fueron a los camerinos a Antonio Gades (con el que mi madre había trabajado), me reconoció de inmediato como el niño que no había parado de moverse por allí. Ja, ja. Espero no haberles causado ninguna molestia.


P.-Imagino que estar inmerso en el mundo de la danza y el ballet desde que tienes uso de razón te habrá condicionado.


-Ver tal número de ballets, conocer a gente maravillosa del mundo de la danza, viajar a teatros, festivales... No lo hubiera podido vivir "si no se es hijo de quien eres".

Alessandro Pierozzi con Antonio Najarro

P-Y, ¿Nunca te dio por bailar?


-Nunca lo he intentado y a mi edad, pienso que no bailaré jamás porque como dice mi madre..."Dios no te ha traído por ese camino, ni para el waltz de tu boda" (risas).


P.-Si cierras lo ojos y te pido que pienses en bellos momentos que has vivido con los artistas de la danza ¿Qué acude a tu mente?


-Veo a Gades cuando ensayaba en su estudio cerca de la calle O'Donell con un jovencísimo José Mercé; veo una visita a Dña. Pilar López en su casa-museo de Madrid y escuchar sus anécdotas sobre Lorca, Dalí, Alberti el piano...; veo crear Medea al Maestro Granero, junto a Manolo Sanlúcar y Miguel Narros…

Ángela Santos y Piero (iz.) con Maya Plisetkaya, Pilar López y otros artistas

P.-Eres un privilegiado.


-Mucho, pero aun recuerdo muchos más momentos inolvidables, como asistir a la despedida del malogrado y querido Fernando Bujones en el Metropolitan de New York con una Giselle memorable que tuvo al público en pie más de 20 minutos aplaudiendo; ver a Vassiliev, ya mayorcito, bailar en el complejo del Kremlin en Moscú o cenar junto a la divina Maya Plisetskaya... ¿Qué más puedo pedir?

José Antonio Ruiz y su esposa con los padres de Alessandro

P.-Puedes pedir éxito en tu programa, que la gente lo escuche y engancha, hace soñar. Es recorrer la historia de la danza con las melodías que sustentaron su evolución. Yo lo recomiendo. Me encanta, por eso quería entrevistarte.


-Muchas gracias. Todo eso, mis vivencias y mucho más forma parte, en mayor o menor medida, del programa Danza en armonía. Trato que la documentación musical y dancística, no impida que el rigor de lo "académico" oculte el aspecto divulgativo.


Radio Clásica es una emisora nacional con una trayectoria consolidada y, por tanto, debe ser plataforma de buena información, de mejor música, con un estilo divulgativo riguroso y natural, cercano, al mismo tiempo.


MERCEDES ALBI




Síguenos
  • Facebook Basic Square