Vicente Escudero (4), un genio polifacético

"Genio es aquel que, en todo instante, sabe plasmar en hechos sus pensamientos".

Théophile Gautier

La genialidad es la cualidad de unos pocos elegidos. Vicente Escudero, el niño vallisoletano autodidacta, que inicia sus primeros contactos con el arte en la calle, necesita vías de expresión como válvula de escape al constante fluir de ideas que se agolpan en su mente. Esa capacidad para crear de manera intuitiva queda latente en todas y cada una de las actividades que desarrolla a lo largo de su vida.

Las expresiones artísticas más relevantes de toda su carrera vienen de la mano de la danza. Bailarín hecho a sí mismo, sensible, especial, heterodoxo, supuso inicialmente una revolución para covertirse más tarde en un modelo a seguir. La rebeldía del genio fue la base de su propia doctrina. Rompió con las normas supliéndolas con las emociones. Esas mismas reglas que habían sido el sustento de sus predecesores, se convierten en la perfecta justificación para desarrollar las suyas propias. Y una vez elaboradas, redactar su célebre "El decálogo del buen bailarín" que aún en nuestros días, es un claro referente para las nuevas generaciones. No es su única obra, "Mi baile", "Pintura que baila y Arte flamenco jondo", son otro legado que nos invita a acercarnos a sus excentricidades.

Un buena muestra de su forma de hacer la podemos encontrar en el siguiente fragmento de la película "Goyescas" donde danza con toda su compañía. Aún a pesar de ser una pieza de conjunto, en la que el forma parte como uno más, su genio le impide realizarla al unísono con sus compañeros.

De la mano de Juan Gris, Miró o Picasso, desató la necesidad de recrearse en la pintura. Entendía que :

«Forzosamente todo bailarín creador tiene que ser pintor de baile, un pintor sin técnicas quizás, pero que ha de llevar dentro la plástica, el color, el ritmo».

Vicente Escudero, no reconoce en sí mismo a un gran pintor,

"yo no sé ni dibujar ni pintar, y estoy convencido de que esa ignorancia, que en mi propio arte, el baile, sería una terrible limitación- es la que me permite plasmar con toda libertad, sin trabas ni preocupaciones, mis ideas, por medio de esa forma de expresión que es el dibujo".

Desde Albidanza queremos agradecer la cortesía de la familia del escritor y Premio Nacional de Literatura, Vicente Marrero, que nos ha hecho entraga de este dibujo inédito, en cuya parte trasera el gran bailarín escribe la siguiente dedicatoria:

Y dice así: "El fondo de esto le hice con el cosmético frotando con los dedos y despues rojo de pastel frotando también con los dedos; Un saludo afectuoso para Vicente Marrero Suárez"

Gemma Ortega

Reciente
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square