Desde la distancia que marca el paso del tiempo, es hora de mirar atrás y recordar los maravillosos momentos que me ha proporcionado la danza. Sería imposible enumerar todo lo que guardo dentro de mí, pero no quiero iniciar "Albidanza" sin agradeceros a todos los que, en algún momento, leisteis mis artículos. Sin vosotros, nada existiría. El escritor, por alguna extraña razón, necesita ser leído, encontrar su cauce de comunicación. De manera semejante al bailarín que sale a escena y se nutre con la fuerza del público, esas siluetas oscuras que lo miran desde el patio de butacas y de las que percibe su calor. La vida está hecha para compartir, y cualquier creación humana implica el anhelo de llegar al otro.

 

He sido muy feliz diferentes publicaciones, ahora llega el momento de escribir desde mi propia Web, y emprender este nuevo rumbo acompañada por un magnífico equipo de colaboradores: Paola Panizza, que será la directora artística de la página; Gabriel M. Olivares, historiador y músico; y los fotógrafos Eugenia Sartorius y Jorge Álvarez.

Si pudiéramos hacer llegar al lector un pequeño fragmento de lo que sentimos a través del arte de la danza, se cumpliría el propósito de esta Web.

 

Y no hay mejor modo de iniciar "Albidanza" que publicando una foto dedicada por Maya Plisetskaya, y que conservo como un preciado tesoro. Es imposible olvidar el gran afecto que la genial bailarina rusa siente por España, por nuestra danza y por nuestra cultura.

Gracias a todos los que participais de esta ilusión.

 

Mercedes Albi

  • Wix Facebook page