Entrevista. Un ensayo con Kenneth Tindall

04/09/2016

 Acudimos a un ensayo a la sede del Centro Coreográfico Gallego en Coruña, donde Kenneth Tindall está montando unas piezas. Es todo un placer conocer a uno de los jóvenes coreógrafos europeos que emergen con más fuerza en el ámbito internacional. 

 Y es que, actualmente, Kenneth vive un momento vital muy especial. Hace solo unos meses que dejó atrás su carrera de bailarín -era Primer Bailarín del Northern Ballet-, y se encuentra a las puertas de su consagración definitiva como gran coreógrafo. En marzo del próximo año 2017 se estrena “Casanova”, su primer ballet completo, que está programado en el Sadler´s Wells Theatre de Londres para el mes de mayo.

 Su trayectoria como coreógrafo ha seguido una exitosa línea ascendente reconocida en los certámenes internacionales: Production Prize, en el 26º “International Choreographic Competition” de Hanover; nominado en septiembre de 2014 'Best Young Choreographer' en el “Taglioni European Ballet Awards”; seleccionado para tomar parte en el “2014/15 Dance UK Future Arts Cultural Leaders Mentoring programme”...

 

Más recientemente, Kenneth ha sido nominado en dos categorías al “National Dance Awards from the Critcs' Cirlce”, como mejor coreógrafo emergente y como mejor coreografía clásica por su ballet “El arquitecto”.

 

 En el Centro Coreógrafico está sonando la música del Verano de "Las Cuatro Estaciones” de Vivaldi. Hace unos días con Iker Gómez ensayaron El Invierno y La Primavera, y Kenneth tiene a su cargo el verano y el otoño. El estreno está próximo. Será el 9 de septiembre en el Teatro Colón de Coruña. No queda mucho tiempo y trabajan duro.

 P-¿Qué te parece esta experiencia con el Centro Coreográfico Gallego?

 

-Es la primera vez que trabajo para una compañía en España, siempre es excitante venir a un lugar nuevo y conocer otras culturas. Pero enseguida te das cuenta de que aunque se hable un idioma diferente, nuestro lenguaje, el lenguaje de la danza, siempre es el mismo. Y aquí en el estudio me encuentro como en mi casa.

P-¿Cuánto hace que dejaste de bailar?

 

-Hace solo 14 meses.

 

P-¿Te cambia la vida?

 

-Sí, es muy diferente. Y lo mejor es poder dormir por la mañana (ríe)

 

 P-¿Por qué dejaste de bailar?

 

-Llega un momento en que sientes que tu cuerpo ya no da más. Uno mismo se da cuenta de que ha llegado el final. Yo me siento muy afortunado de poder seguir trabajando en la danza, de una forma distinta pero también maravillosa.

 

 P-¿Es difícil cambiar de bailarín a coreógrafo freelance?

 

-Para mi no ha sido difícil, simplemente he seguido un camino...

 

 

P-¿Estaba en tus planes convertirte en coreógrafo?

 

-No, para nada, nunca lo imaginé cuando era bailarín.

 

P-¿Cuándo hiciste tu primera coreografía?

 

-Fue en el 2011. La temporada había sido agotadora y yo, sinceramente, solo pensaba en irme de vacaciones. Estaban planeando la siguiente temporada y no había coreográfo. Nuestro director, David Nixon, me insistió. Y bueno, me dejé convencer e hice una pieza...

 

 

P-Entonces obtuviste el premio en el concurso internacional de Hannover.

 

-Sí, ese fue el comienzo, un gran impulso que me posibilitó darme a conocer, mostrar mi estilo y nunca he parado de recibir encargos.

 

 

P-¿Ha sido fundamental tu formación en el Northern Ballet?

 

-Sí, porque me he impregnado del trabajo y el estilo que desarrollamos allí. Es mi base, el material que ha permitido elaborar mi propio lenguaje.

 

P-¿Has montado ballets para otras compañías?

 

-Sí, como por ejemplo para la compañía junior de John Neumeier, el Bundesjugen Ballet, pero para el Northern Ballet han sido la mayor parte de mis obras, pues he realizado unos 3 ballets de un acto, y ahora por fin, un ballet completo de 2 horas de duración.

 

 

P- Va a ser un tu gran proyecto.

 

-Eso espero. El ballet es “Casanova” y lo estrenamos en marzo próximo. Estoy muy expectante, muy emocionado...

 

P-¿Cómo es tu “Casanova”?

 

-El guión es obra de un gran conocedor de Casanova, Ian Kelly. Es el autor de una biografía sobre el personaje, y para el ballet ha extractado las escenas más significativas de su vida...

 

 -La música es de nueva creación, de Kerry Muzzie, un famoso compositor muy conocido por sus excelentes bandas sonoras de películas. La escenografía y vestuario son del artista Christopher Oram, y el diseño de luces de Alastair West.

 

 

P- La característica más definitoria del estilo del Northern Ballet es que producen ballets de argumento de estilo neoclásico. Es el retorno a la emoción de las grandes historias, ¿Cómo te siente más cómodo, coreografiando ballets de argumento o abstractos?

 

-Después de "Casanova" te diría que creo que me encanta coreografiar tramas, sin embargo, he hecho muchas más piezas abstractas. Naturalmente, que eso depende del encargo. Aunque te confieso que nada es totalmente abstracto.

 

 

 P-Ahora mismo, estas piezas del Verano y el Otoño de las Cuatro Estaciones que estáis ensayando son abstractas...

 

-Sí, pero nunca son absolutamente abstractas para el creador.

 

 

P-¿Qué quieres decir?

 

-Siempre hay una idea concreta en la mente de coreógrafo, luego el público percibirá algo que no es necesariamente coincidente con lo que yo siento. Para el que lo ve puede tener un significado diferente.

 

 P-¿Cuál es tu inspiración para "El Verano”?

 

-El sentimiento es siempre, en esencia, narrativo. Mi inspiración, lo que tengo en mente, la intención de movimiento... Es el punto de partida que se desarrollará con bailarines que tengan una buena técnica (esto es imprescindible). "El Verano” es sofocante, el movimiento está pues influido por esta sensación de ahogo, de opresión, de seres que desean liberarse del suelo que les quema, la necesidad de aire...

 

 P-¿Y "El Otoño”?

 

-La hojas caen, el traje viejo se desprende del cuerpo y da lugar a un nuevo comienzo, algo queda definitivamente atrás para regenerarse.

 

P-¿Qué es lo que más valoras en una coreografía?

 

-La plasticidad en la intención de movimiento, la ejecución con técnica perfecta en los bailarines y cuidar hasta el mínimo detalle para expresar aquello que tengo en mente. Ejecución plástica perfecta. Una intención de movimiento que se transmite su propia dinámica dentro de la ejecución.

 

MERCEDES ALBI

(Fotografías Gabriel M. Olivares)

 

 

Please reload

Reciente

November 14, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square