La primera Gala de Estrellas de la historia

 

 Carlotta Grissi, Marie Taglioni, Lucile Grahn, Fanny Cerrito. Pas de Quatre. Litografía A. E. Chalon

 

Las Galas de Estrellas del Ballet son una constante en la programación anual de muchos teatros a lo largo y ancho del mundo. Con un espíritu y filosofía especiales, con bailarines de diverso rango o procedencia, con una tendencia hacia el clasicismo o la modernidad, este tipo de espectáculos busca ser un pequeño abanico de estilos y una demostración de virtuosismo, algo así como una degustación de pequeños bocados delicatessen de danza.

 

 

Remontándose en la historia, puede considerarse el ‘Pas de Quatre’ como la 1ª Gala de Estrellas de Ballet, cuyo estreno tuvo lugar el 26 de junio de 1845, en el Her Majesty’s Theatre de Londres . La idea original fue de director del coliseo londinese, Benjamin Lumley: reunir a las estrellas del ballet más influyentes de la época: Marie Taglioni (1804-1884), Fanny Cerrito (1817-1909), Carlotta Grisi (1819-1899) y Lucile Grahn (1819-1907). La quinta gran bailarina romántica de la época, Fanny Elssler (1810-1884), declinó la invitación.

 

Alicia Alonso, Alicia Markova, Nora Kaye y Janet Reed. Coreografía de Anton Dolin, 1941

 

El ‘Pas de Quatre’ es un ballet-divertissement con coreografía de Jules Perrot y música de Cesare Pugni. Se trata de una obra sin argumento, para completo lucimiento de cada una de las intérpretes, una especie de tour de force entre ellas para demostrar quién sobresalía más y cargado de ceremoniosas reverencias. Estando todas en escena, cada intérprete realiza una variación, mientras las otras contemplan quietas: variación de Grahn, varición de Grisi, vals de Cerrito y solo de Taglioni.

 

Al final, todas bailan un paso a cuatro, inmortalizado en la litografía de A. Chalon. En un verdadero alarde de diplomacia, el orden de interpretación fue asignado en función de edad (de joven a mayor), cerrando así la veterana Taglioni, quien recibió una corona de rosas blancas de Cerrito, durante la ovación del público. Esa lucha de egos y divismos queda perfecta e hilarantemente recogida en la cómica obra homónima de Les Ballets Trockadero de Monte-Carlo.

 

 

Cuatro fueron las funciones que se programaron de dicho espectáculo, siendo presidida la tercera de ellas (12 de julio 1845) por la reina Victoria y el príncipe Alberto.  Casi cien años después, el coreógrafo Anton Dolin remontó la obra, en el Majestic Theatre de Nueva York (18 de febrero 1941).  Nathalie Krassovska interpretó a Lucile Grahn, Mia Slavenska a Carlotta Grisi, Alexandra Danilova a Fanny Cerrito y Alicia Markova a Marie Taglioni.

 

IRATXE DE ARANTZIBIA/ SAUTDEBASQUE

 

Please reload

Reciente
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square