Ellos siguen creando en su V Edición

 

Ellos crean, y lo hacen libremente, en el sentido que el BNE en la actual dirección de Antonio Najarro, les da cada temporada la oportunidad de expresarse sin ataduras, de ser ellos mismos. Es una experiencia que siempre implica una relación distinta de la que se tiene desde el escenario. Aquí el artista emprende con el visitante-espectador una especia de cuerpo a cuerpo. No hay a penas medios técnicos, y por eso quizá se percibe una entrega más total.

 

 

Alex Galán con “Entre las cuerdas” se fusionó con el chelo de la banda sonora de La “Piel que habito”. Fue dúctil y musical con aires de danza contemporánea, pues esta edición se caracterizó por la presencia de este estilo en varias de las piezas.

 

 

Tania Martín con Maat sorprendió por su originalidad. Las piezas que elabora Tania siempre son muy visuales, y en esta ocasión su vestuario con una bata de cola y fluorescencias blancas, le permitió entablar un duelo expresivo, una búsqueda plástica que empieza como termina, dentro de sí. Ella se abre, muestra sus grandes dotes, sus emociones, se torna serpiente hasta volver de nuevo a encerrarse en el caparazón de su bata de cola.

 

 

A continuación, un ensueño (Antaño mío). No puede ser de otra manera cuando Albert Hernández Lledó coreografía. Me afirmo en lo que sobre él escribí en mis comentarios a la anterior edición. Bailó un paso a dos con Irene Tena Mora, y el protagonismo en la danza fue de ella, él era un espíritu casi en la sombra, lo cual corresponde a la verdadera naturaleza del creador, que prefiere dejar a un lado el narcisismo escénico propio del bailarín. Hizo a Irene brillar. También el maquillaje y el vestuario de Carmen Granell contribuyeron la efecto de esta misteriosa historia que los convirtió en dos espíritus que narran una historia, como un pequeño cuento, como una resurrección.

 

 

La intensidad continuaba creciendo cuando apareció Sara Arévalo en su Farruca con castañuelas. Sara, elegante, agil, escultórica con líneas puras inspiradas en Mario Maya, Tomás de Madrid y Antonio Gades, según ella misma afirma en el programa. Esas referencias en el arte de este palo tan masculino fue llevado de forma maravillosa al terreno femenino, sin perder un ápice de fuerza y ganando con la estética de una mujer bellísima.

 

 

El tono tradicional se rompió con “El ángel caído” con coreografía de Vanesa Vento inspirado en la estátua del Retiro e interpretado por Antonio Jesús Jiménez, de forma muy expresiva con un abrigo muy original y llamativo, que cubrió al artista como un segunda piel.

 

 

María Martín Criado que el pasado año nos encantó con sus arte bolero, en esta edición lo fue tal cual, con una gracia única, gran técnica y toque de castañuelas se marcó un pasodoble ataviada de rojo a la manera tradicional, a lo Niña Bonita del Fandango del Cándil (reitero que sería perfecta en ese rol, creo que está hecha para él).

 

La gracia bolera prosiguió con el paso a dos de Daniel Ramos y Víctor Martín en “Aurora” (foto de cabecera): “la aurora no tiene historia, baile por derecho, tradicional, sencillo y puro”, escriben en el programa. Ambos sí lo son en el sentido de renacer pero sí tienen historia, la de una tradición de la que por su técnica son hijos nuevos, herederos sí pero con una visión nueva de un viento nuevo y libre.

 

 

Y cerró la velada “Intrínseco” donde apareció un “desconocido” Pedro Ramírez Rey, porque mostró un estilo totalmente contemporáneo, muy diferente al que nos tiene acostumbrados en escena y surgió otro Pedro, lleno de nuevas posibilidades, entregado, en lucha con su imagen en un espejo, en tono poético y con poesía. Pedro fue todo expresión.

 

En esta 5ª Edición, los medios escénicos y el vestuario ha sido más elaborados. Realmente, cada año se superan. Nunca dejan de entusiasmar. La intensidad logran transmitir al público invitado es indescriptible, y no miento si afirmo que a más de una persona del público se le saltaron las lágrimas.

 

“¿Por qué lloras?”... ”Porque ellos son el futuro, gracias a ellos siento que la Danza Española no se muere...”

 

MERCEDES ALBI

FOTOGRAFÍAS JAVIER CAMPORBÍN

 

 

Please reload

Reciente
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square