Una gala para disfrutar. V Edición de Beta Pública

 

La V Edición de Beta Pública acaba de concluir. Este festival de danza contemporánea cuya alma mater es la coreógrafa y directora Pilar Villanueva, siempre es una experiencia revitalizante, que se desarrolla en múltiples actividades buscando la conexión con el público -Master class en la sede de la CND, y una Mañana de Danza, que reunió a más de 3.200 escolares-.

 

La muestra coreográfica, que tuvo lugar en el Centro Cultural Paco Rabal el pasado fin de semana,  sigue su progresión ascendente,  consolidándose cada vez más la calidad de las propuestas seleccionadas y su internacionalización, pues concurren artistas de todo el mundo.

 

Tuvimos la ocasión de conversar con los artistas seleccionados a  través de la plataforma Talents United, que nos contaron su experiencia.

 

 Juan Leiba (foto sup.), coreógrafo y director de Compañía C9.80, nació en Buenos Aires y ha vivido en varios países. Y esto es justamente lo que inspira su pieza de danza aérea DES-Pegados, la relación de pertenencia de los seres en diferentes entornos, iniciándose con la relación con el lugar, luego con el objeto y terminando con un trío en alusión al establecimiento de los vínculos afectivos entre las personas.  Junto a él participaron Sara Mohino, Alejandra Pérez, María Ruiz, Alejandra Deza, Raquel Salamanca y Del Perera.

 

 

Fernanda Silva (foto sup.)  es portuguesa aunque vive en Arnhem, Holanda. Está encanta de de haber sido seleccionada por Beta Pública y tener así la oportunidad de mostrar su trabajo como creadora y bailarina con Set Setting: “muestro mi propio lenguaje, el modo en el que yo he crecido y me he desarrollado… En este solo exploro la relación de la danza con la voz, desde la sumisión a la orden o la rebeldía”.

 Carla Diego Luque es la coreógrafa de “Plangere” (foto sup. y cabecera), que bailaron Claudia Boch, Maddi Ruiz y Ángela Cibeles. Fue una pieza muy interesante debido a lo profundo de su concepción y el excelente desarrollo musical “in crescendo” con fragmentos del Canto de la Sibila Mallorquina. Está inspirada en la figura de las plañideras: “un día pensé en esas mujeres que su labor establece una relación diaria con la muerte, que son contratadas para llorar en los entierros, y esta labor es totalmente femenina pues se traspasa de madres a hijas. He tratado de llevar este concepto al movimiento, a la creación de discurso físico en relación con el duelo”

 

 

Elisabet Romagosa Xufré (foto sup.) es bailarina de danza española, y está cursando el grado superior en el Conservatorio María de Ávila, allí tuvo la oportunidad de empezar a coreografiar, una actividad para la que está especialmente dotada, ya que su deseo de expresión la ha movido a confeccionar esta pieza titulada “En tempo”, donde ahonda la relación con el tiempo convirtiéndose en una esclava con ansias de liberación.

 

 

Fabrice Edelmann (foto sup.)  bailó Kjaj, una coreografía que Gentian Doda adaptó para él y que solo ha bailado una vez con motivo de su graduación. “Es una pieza muy mía, tan mía que la música, o mejor dicho el espacio sonoro es una grabación de mis propios huesos, es el crujido de mis articulaciones…”. Fabrice que hizo con su danza un verdadero alarde técnico y expresivo, puso el listón de la gala en lo más alto. Y nos cuenta: “Gentian partió del original que es una pieza albanesa de folklore, y  por esa conexión con la raíz exploramos la mía propia. Es una abstracción del folklore, es como un recuerdo de lo que somos y que se ha trasladado a mi terreno en una especie de doble viaje interior”. 

 

 

Arnau Pérez y Francisco Martínez (foto sup.)  bailaron “Azahar” una creación de Mario Bermúdez, nos contaron lo felices que se sienten cuando la interpretan, he hicieron gala de una  buena técnica y gran sincronización entre ellos, logrando contagiar al público ese sentimiento. La pieza inspirada en Andalucía es un duo virtuoso que celebra la alegría del movimiento y la música, mientras entrelaza la tradición, el folklore y la cultura.

 

 

Chiara Verdecchia me impresionó. Había visto parte de su coreografía en el la gala concurso de Alcobendas, donde su compañía formada por los bailarines Carim Di Castro, Gulia Pazzaglia, Lavinai Scott, Davide Tagliavini, y Chiara Verdecchia, obtuvo el primer premio. Esta vez se pudo ver la pieza completa y  conversé con ella antes de la representación. En “The branch is not weak” Chiara es la protagoniza, todo gira en torno a ella porque cada bailarín representa una parte de ella misma, son los sentimientos que nacieron a raíz de una grave enfermedad que sufrió hace tres años. Esta coreografía es un canto a la superación personal. Su final emociona, cuando Chiara escala una pirámide que forman sus compañeros y desde lo más alto se lanza al vacío, a hacia lo inesperado, como un juguete del viento y de la vida.

 

Así ha sido la V Edición del festival Beta Pública, una selección de piezas de creación contemporánea que nos enseñan y abren nuevos caminos de expresión artística, sin artificios, con absoluta entrega y sinceridad.

 

Gracias a  Pilar Villanueva, directora del festival, que ha sido capaz de crear está gala superándose año tras año, partiendo desde cero.

 

Quedamos a la espera de la próxima edición, que ya será la sexta, y recomiendo encarecidamente a los aficionados a la danza que acudan a verla. 

 

MERCEDES ALBI

Fotografías de María Alperi

 

Please reload

Reciente
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square