El Lago de los Cisnes del Ballet de San Petersburgo

07/07/2018

 

Fiel a su cita estival, Tatiana Solovieva programa por cuarto año consecutivo a la compañía del Ballet Clásico de San Petersburgo, dirigida por Andrey Batalov, un conocido bailarín ruso que ha destacado como solista en los ballets Mikhailovskiy y Mariinskiy.

 

En el estreno del Teatro de la Luz Philips Gran Vía pudimos disfrutar de sus giros en la variación del cisne negro, que es su momento de mayo lucimiento en el rol de Sigfrido, que bailó con Ekaterina Bortiakova, bailarina de destacada técnica y actual solista del Mariinkiy, como Odette/Odile.

 

 

“El Lago de los Cisnes” permanecerá en cartel hasta el próximo domingo 15 de julio, pues las siguientes dos semanas se programará “La bella durmiente del bosque” hasta el 22 de julio.

 

 

Los clásicos rusos se abren al espectador como si fueran preciados cofres preservados del tiempo. Nos sentimos complacidos de poder admirar las preciosas joyas que nos traen las compañías rusas, y si a veces el público puede confundirlas por sus nombres similares, y sufrir alguna desagradable decepción de quienes dan gato por liebre, esto no sucede con las  que  nos llegan de la mano de Tatiana Solovieva, que siempre obedecen a unos parámetros de estimable calidad.

 

 

El Lago de los Cisnes de Batalov, reduce a uno solo los actos primero y segundo, y se mueve dentro de unos parámetros clásicos, aderezado con algunas notas de humor pantomímico, como los gestos del rey que ha bebido en exceso durante la fiesta... Logra mantener la agilidad de una representación que no decae, generando la complacencia del público que aplaude calurosamente. 

 

MERCEDES ALBI

 

 

Please reload

Reciente
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square