Olga Picasso y la danza (2)


(acceso 1ª parte)

Diaghilev llama a Cocteau y a Picasso para que acudan a Roma y comprobar el estado del proyecto para el nuevo ballet "Parade". La Primera Guerra Mundial causa estragos en el ánimo de todos y la compañía de Ballets Rusos pasa por un momento de crisis ante la ausencia de escenarios en una Europa en guerra.


Diseño de Picasso (Parade)

El grueso de la compañía ha emprendido una gira por América, y Diaghilev permanece en Roma organizando los próximos ballets cuyo coreógrafo será el joven Leonide Massine. Entre el pequeño grupo de bailarines seleccionados para poner en marcha las nuevas coreografías se encuentra la bella Olga Koklova.


Olga en el Hotel Minerva, Roma 1917

Los bailarines se hospedan en el Hotel Minerva de Roma, desde cuya terraza se contempla una de las vistas más hermosas de Roma. La bailarina ha perdido totalmente el contacto con su familia. Olga estába ensayando un destacado papel, el de Felicita, en el nuevo ballet que ha coreografiado Massine con musica de Scarlatti "Las mujeres de buen humor", cuando conoce a Picasso.


La carrera de Olga como bailarina está en pleno ascenso. Solo tiene 27 años, y pertenece al selecto círculo de artistas que rodean a Diaghilev, donde también estan Ansermet Y Stravinsky. Picasso se queda prendado nada más conocerla y la asedia con proposiciones que ella rechaza. Una situación que Jean Cocteau caricaturiza en un dibujo que hace de ellos.


Olga y Pablo por Cocteau

Picasso se aloja en el hotel de Russie en la Vía Babuino, y ha alquilado un estudio en la Vía Margutta con vistas a la Villa Medici.


Ansermet escribe: "Picasso aprovechó la ocasión de acompañarme a mi hotel, y momentos después se marchó diciendo: "Voy a ver a Olga". Oí como Picasso, en el pasillo, llamaba a su puerta y como Olga decía "no le voy a abrir, Monsieur Picasso".


Los artistas viajan a Nápoles y Picasso y Massine quedan entusiasmados por las ruinas de Pompeya. También se ha recuperado un dibujo esquemático en una hoja del Hotel Victoria, que el pintor traza de un paseo con Olga por Nápoles en carroza, y que la bailarina conservó entre sus más preciados recuerdos.


Leonide Massine y Pablo Picasso congenian muy bien, es el inicio de una fructífera. Hay un retrato que Picasso le pinta durante el trayecto de tren de Roma a Nápoles.

El 12 abril en una gala benéfica celebrada en el Teatro Constanzi de Roma tuvo lugar el estreno de las "Las mujeres de buen humor", donde Olga interpreta el papel de una de ellas, Felicita. A la representación acude toda la crema de la sociedad romana, así como la espectacular marquesa Casatti y la escritora Colette. Después se representa durante una semana en Nápoles. Y Olga se prepara para la gira española.

Picasso se compromete formalmente con ella. El pintor se ha "rusificado", los miembros de la compañía pasan a considerarlo uno más. Pero el maestro Enrico Cecchetti siente una honda pena de que Olga vaya a dejar la compañía para casarse con el pintor. Así lo cuenta la bailarina Tamara Karsávina en su libro "Los Ballets russos":


<< Olga había debutado como aficionada muy bien dotada pero bajo la dirección del maestro había demostrado verdaderas cualidades, por lo que no fue sin protestas de este que dejó el conjunto. No se si hay afinidades naturales entre nosotros y España, o si Olga había rusificado a Picasso, pero su marido nunca nos parecía un extranjero>>


Se puede comprobar en el material fotográfico que se conserva, la estrecha relación que tenía Olga con el maestro Enrico Cecchetti.


Olga paseando por Roma con Elena Antonova y Enrico Cecchetti 1917

Olga con el maestro Enrico Cecchetti


Son tiempos convulsos pero rebosantes de creatividad artística. Desde que Pablo Picasso ha conocido a los rusos no se separa de ellos, y cuando la compañía se dispone a emprender una gira por España aprovecha para presentarle a Olga a su madre, que se muestra encantada con la futura esposa de su hijo.


Menina, José María Sert


Será la segunda gira por España de los Ballets Rusos. La pasada temporada fueron muy bien acogidos gracias a la ayuda y patronazgo del propio rey Alfonso XIII. Olga y Lidia Sokolova fueron las dos bailarinas protagonistas del ballet Meninas, estrenado ante de la familia real en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastian el 21 de agosto 1916. El rey Alfonso XIII quedó tan grátamente impresionado que les envió dos ramos de flores a su camerino, como relata Sokolova en su libro "Dancing for Diaghilev".


Figurines de Sert. Ballet Meninas


La temporada española de 1917 será la última para la bella Koklova.


Olga en la gira española de 1917


El domingo 2 de junio Nijinsky hace su debut en el Teatro Real bailando “El espectro de la rosa” con Lopujova; el programa se completó con “El príncipe Igor” y “Carnaval”. Y en esta ocasión fue la primera vez que se pudo ver a Nijinsky y a Massine en un mismo escenario. ¡Nijinsky interpretó el papel de Arlequín y Massine el de Eusebio! Contra todo pronóstico, no hubo jamás fricción alguna entre los dos grandes amores de Diaghilev.


La temporada en el Real fue tan exitosa que el público no tuvo bastante con las seis funciones programadas, y el rey pidió que se ampliara a dos más que tuvieron lugar los días 13 y 15 de junio.


Las pistas sobre Olga las extraigo a modo de ejemplo de mi propia colección de programas de esa temporada de 1917.


-Programa del Real, día 13 de junio de 1917

Olga baila será una de "Las sílfides" que acompañan a Nijinsky; y hará el papel de nodriza en Petroucha.


Durante el mes de junio los ballets rusos se trasladan a Barcelona para ofrecer seis funciones en el Teatro del Liceo. El éxito fue tal que al término de la temporada ya se habían agotado las entradas para la siguiente.


-Programa de 20 de junio en el Liceo

Olga baila tres de las cuatro obras que ser representan: Carnaval, en la pieza del vals noble; la Felicita de "Las mujeres de buen humor" y será una de las mujeres polosievnas del Príncipe Igor.

-Programa del día 24 de junio

Olga baila en todas las obras.

-El programa del 30 de junio de 2017, es el más valioso de mi colección, pues se trata de la última vez que Niinsky bailó en los Ballets Rusos. Fue en "El espectro de la rosa"

Olga baila en todas las obras salvo El espectro de la rosa

Pero al término de la funciones de aquel mes de junio, Olga Koklova se queda con Picasso. Juntos acudirán al muelle para despedir a los Ballets Rusos, que parten hacia América. Una parte de su vida se marcha en ese barco.

La luz ascendente de Olga comienza a eclipsarse, deslumbrada por el potente astro del genio que acabará apagándola.


(continuará)

Reciente
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square