Bellos gestos en tiempos de zozobra


En estos duros días en que empezamos reaccionar hacia aquello que nos ha sacudido de súbito, privándonos de libertad, quiero agradecer los mensajes que algunos estáis transmitiendo a través de las redes sociales, que nos dan aliento y nos hacen sentirnos menos solos.


Recuerdo mucho a los bailarines, pues pienso en lo duro que debe resultar para ellos con toda su juventud y toda su rebosante energía, este confinamiento. Así, reconforta ver la filmación que ha colgado Ángel García Molinero.



Acceso enlace


El bailarín de la Compañía Nacional de Danza ejercita sus giros en el estrecho espacio de su salón-cocina, y parece como si interiormente sintiese que está sobre un maravilloso escenario, trasladándonos su magia de pájaro enjaulado.



Eleanora Duse


Me encantaron las hermosas palabras que ha escrito Agustina Llumá, directora de la revista Balletin Dance y que actualmente reside en Alicante, en las que recuerda la amistad de la actriz Eleanora Duse con Isadora Duncan, a la que confortó en el durísimo momento de la muerte de sus hijos.



Escribe Agustina:


<<Para estos días de confinamiento: “La única felicidad es encerrarse en una pequeña habitación, trabando la puerta con una mesa, y crear; crear la vida en ese mismo aislamiento de la vida”, decía la genial actriz Eleonora Duse (1858-1924), gran amiga de Isadora Duncan. Justamente estuvo acompañándola largo tiempo junto al mar, en Viareggio (Italia), después de la muerte de sus hijos ahogados en el Sena (París).


También suya es la frase “Si tuviera voluntad, viviría en una embarcación sobre el mar, y nunca me acercaría a la humanidad” (según Arthur Simmons).


Sir Martin-Harvey, asegura en su libro publicado en 1930, que Eleonora Duse dijo: “Si la visión de los cielos azules le llena de júbilo, si una brizna de la hierba que surge en los campos tiene poder de cambiarle, se las cosas simples de la naturaleza tienen un mensaje que usted comprende, alégrese en su alma de estar vivo; y entonces aspire a enterarse de que hay otra verdad, que la más pequeña porción que usted recibe, aún puede ser dividida. Ayudar, ayudar continuamente y compartir, ésa es la suma de todo el saber; ése es el sentido del arte”

En 1885 la Duse realizó una gira por Sudamérica. Luego de dejar las tablas, reapareció en 1921 con “La dama del mar” de Ibsen, en Turín. Poco después murió de neumonía en una gira en Estados Unidos>>


Salomé Pavón Ortega


En la academia de Salomé Pavón Ortega bajo el lema “nos quedamos en casa pero bailamos”, nos ofrece una clase magistral de como hay que mover las manos.

Acceso enlace

Antonio Najarro

Antonio Najarro nos ameniza con su impresionante dominio de las castañuelas.


Acceso enlace


En la foto de cabecera recogemos el anuncio de José Espinosa, que impartirá próximamente sus clases vía Internet, como también nos consta que lo está haciendo Arantxa Sagardoy y otros.


Muchos proyectos se han roto, y con ellos muchos sueños. Estoy segura que superaremos el trance que nos aflige a pesar de la nefasta labor de los políticos.


Los buenos momentos volverán, recuperaremos las energías maltrechas y saldremos de nuevo adelante. Será gracias al esfuerzo y sacrificio de todos los españoles, un pueblo vital y generoso que se crece con valor ante la adversidad, algo de lo que son vivo ejemplo nuestros maravillosos artistas.


MERCEDES ALBI

Reciente
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square