Cuestionario Proust con... Marisa Mateo


"Me llamo Marisa Mateo. Nací en Mallorca y desde muy pequeña sentí la necesidad de bailar. Tenía unos zapatitos de flamenco rojos con lunares blancos que eran mi “juguete” favorito. Mis clases de ballet y danza española eran los mejores momentos del día, sin duda, mucho más que el colegio. A los 15 años me traslade a Madrid para continuar mis estudios de danza. Horas de clase con maestros como Luis Fuente, Carmen Roche, Lola de Ávila, etc..., horas de escenarios y de formación en diferentes ámbitos relacionados con la danza, despertaron en mí, la vocación por la docencia.

Mi primer trabajo fue en la Escuela de Ballet de África Guzmán. Destaco en mi carrera, mi etapa como coreógrafa y profesora de ballet del Equipo Nacional de Gimnasia Rítmica durante casi 5 años, años intensos de trabajo, viajes y competiciones donde conseguimos grandes resultados para el deporte español, destacando la Medalla de Oro en las Olimpiadas de Atlanta (1996) en la modalidad de conjuntos.

Los años fueron pasando y en el curso 2004/05 me incorporé al profesorado de los Conservatorios de Danza de la Comunidad de Madrid donde finalmente me otorgan el destino definitivo en el Conservatorio Profesional de Danza Carmen Amaya, centro donde he ejercido de coordinadora TIC, jefa de estudios y, actualmente, como directora. La danza llena todos mis días y deseo que así siga siendo.”

El cuestionario de Proust: 30 preguntas para conocer

en profundidad a una persona

-Principal rasgo de tu carácter. -La paciencia. Supongo que es la cualidad que me da el valor para afrontar el volumen de trabajo que requiere mi día a día.


-¿Qué cualidad aprecias más en un hombre?


-Por supuesto que todas aquellas que le dignifican, pero sobre todo aprecio su capacidad de mantener el ascensor del ego en la planta baja. Si, además, sabe darle el punto justo de sal a las comidas... pufff!!!


-¿Y en una mujer? -La valentía de asumir el verdadero papel que esta sociedad demanda de nosotras, sin estar por encima, pero nunca por debajo.


-¿Qué esperas de tus amigos?


-En realidad, no espero nada, la amistad la concibo como entrega, al igual que el amor. Si la entrega se produce por ambas partes, lo recibes todo. No tengo muchos, pero los que comparten el camino conmigo, estarán para siempre.


-¿Tu principal defecto?


-Tomar decisiones. Me cuesta. Doy muchas vueltas a las cosas, sopeso lo positivo y lo negativo, tomo mil puntos de vista, me enredo en mis pensamientos, pero una vez tomada la decisión, tomo las riendas de la situación, observo el camino elegido y no pienso más en lo que hubiera podido pasar si la decisión hubiera sido otra.

-¿Tu ocupación favorita?


-Tengo dos:


1 - Me encanta ir a los teatros, conciertos, espectáculos de danza, presentaciones de libros, conferencias, tertulias, etc.… y me gustan las redes sociales para poder dar difusión a la Cultura, en especial a la Danza.


2 – Disfrutar de la visión fotográfica de mi marido, Tino Morán, y compartir con él horas de viajes, posados y visionados. Desde que descubrió el mundo de la fotografía me he convertido en su musa (eso dice él, jjjj) y en los últimos 6 años tengo más fotografías que en los cuarenta y tantos anteriores.


-¿Tu ideal de felicidad?


-Como dice Punset: "La felicidad está en la sala de espera de la felicidad, es decir tenemos que ser felices esperando a ser felices". Mi felicidad reside en la organización de un viaje en familia, de una exposición de mi marido, detrás de un proyecto de trabajo, preparando una cena para los amigos o pensando en el regalo ideal para alguien a quien quiero... momentos sencillos que convierten la vida en satisfacción.



-¿Cuál sería tu mayor desgracia?


Soy egoísta en esta respuesta, no puedo pesar en desgracia peor que perder a mi familia, no concibo mi vida sin ellos.


-¿Qué te gustaría ser?


-Lo que soy, si además pudiera despeinarme más a menudo sería fantástico...jajaja



-¿En qué país desearías vivir?


-Creo que nuestro país es maravilloso; no lo cambiaría por ningún otro. Nadie da más; luz, sol, mar, tradiciones, gastronomía... y sobre todo la mezcla de culturas.



-¿Tu color favorito?


-Siempre el rojo y en su defecto el granate. Me transmite fuerza, sensualidad y firmeza.


-La flor que más te gusta.


-Me gusta la variedad. Los ramos de flores silvestres. Pero las orquídeas, sin ser mis preferidas, me traen al recuerdo el día mi boda.



-El pájaro que prefieres.


-No soy mucho de pájaros, pero me encanta la majestuosidad de las aves rapaces. Ver volar los “voltors negres” (buitres) sobre la Sierra de Tramuntana mallorquina me llena de paz.


-Tus autores favoritos en prosa?


-Me gusta la lectura en general, aunque no siempre tengo tiempo para ella y no tengo un autor favorito. Leo a Eduardo Punset, a J. Luis Sampedro... cualquier libro del que me atraiga el título o me recomienden mis amigos. Ahora estoy leyendo “La bailarina de Auschwitz” de Edith Eger.


-Tus poetas


Me erizan la piel los poemas de Miguel Hernández y de Lorca. Me gusta, también, la poesía actual, hay mucho talento en los jóvenes de hoy. Pero, sobre todo, me gusta la poesía de mi marido que escribe desde que era niño.



-Un héroe de ficción


-De pequeña me llamaba la atención THOR, el Rey del Trueno, y claro, después de las últimas versiones cinematográficas me reitero en mi elección.


-¿Una heroína?


-Elasti-Girl, madre, mujer, sexi, super-elástica y lucha contra “los malos”.


- Tu compositor favorito.


-Philip Glass siempre me ha gustado, tiene un estilo muy personal.


-Tu pintor preferido.


Sorolla por su luz, su color y su capacidad de plasmar el movimiento.


Recientemente tras la lectura de “Hannah” de Christian Gálvez he descubierto al pintor expresionista Egon Schiele y me estoy interesando por su obra.



-Tu héroe de la vida real.


-En los tiempos de pandemia que vivimos, los héroes son todos aquellos que han estado (y continúan) trabajando por el bienestar de todos nosotros.


- Tu nombre favorito.


-Los nombres de mis hijos: Raquel y Alejandro, aunque también me gustan Marta y María.


-¿Qué hábito ajeno no soportas?


Los hábitos ajenos no me molestan, pero me costaría compartir momentos con personas desordenadas, que gestionan mal el tiempo y tienen el hábito de llegar siempre tarde a todos los sitios.



-¿Qué es lo que más detestas?


-La falta de claridad, complicar lo sencillo y buscar conflictos donde, en principio, no los hay.


-Una figura histórica que te ponga mal cuerpo.


-Cualquiera que haya utilizado el odio, las armas, el racismo, etc... para doblegar de una manera u otra a sus semejantes. Me horrorizan muchas partes de la historia, pero tal vez la Inquisición, en la figura de Tomás de Torquemada, me pone los pelos de punta.


- Un hecho de armas que te admire.


No me gustan las armas y menos su uso. No puedo entender que no se puedan utilizar otras fórmulas para solucionar conflictos. Ni ayer, ni hoy, ni en el futuro.

-¿Qué don de la Naturaleza desearías poseer? -Desearía tener el don de la ubiquidad, estar en 2 sitios a la vez, porque me falta tiempo para todo lo que me gustaría hacer. - ¿Cómo te gustaría morir? -No me gustaría, pero puestos a elegir, con la conciencia tranquila, los proyectos realizados, las sábanas limpias y sintiendo el calor de las manos de mi familia. -¿Cuál es el estado más típico de tu ánimo? -Moderadamente tranquilo. La “procesión” suele ir por dentro. -¿Qué defectos te inspiran más indulgencia? -Me cuesta definir los defectos, no estoy segura de que lo que consideramos defectos en realidad lo sean, por lo que supongo que mi indulgencia se inspiraría sobre todo en las personas que no son conocedoras de “ellos”. -¿Tienes un lema? -Últimamente mi lema es: “Cuando llegue ese puente... ya lo cruzaremos”. No preocuparse ni buscar soluciones a problemas que aún están por llegar.


Texto ilustrado con fotografías

de Tino Morán,

Belén Vázquez y fotografías de archivo

Reciente
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square