top of page

El Ateneo se rinde a los pies de Estela Alonso


Hay días memorables, y en esos recuerdos que va fraguando la memoria hay que dejar constancia de la actuación de Estela Alonso, bailarina solista del Ballet Nacional de España, acompañada por Víctor Márquez, Tomate, a la guitarra; Víctor Guadiana al violín, Roberto Lorente al cante y Cristian García, palmas, dentro del Festival Summa Flamenca 2023.


El espectáculo comenzó con una ponencia de José Manuel Gamboa sobre La Argentina, La Argentinita y Carmen Amaya, entre otras figuras, que el artista y escritor recreó desde lo concreto, desde un rico y variado anecdotario que fue muy ameno. Y hubo mucha correlación entre lo expuesto y lo bailado por Estela, pues el hilo conductor fueron las alegrías de Cádiz.



Parece ser, según relató Gamboa, que Antonia Mercé, la Argentina, tenía intención de hacer un espectáculo a base de alegrías, un proyecto que acabaría viendo la luz con la compañía de Argentinita en “Las calles de Cádiz”, donde Ignacio Sánchez Mejías seleccionó a los artistas más representativos del lugar para llevarlos muy cerca del Ateneo, al Teatro Español. El éxito fue tan arrollador que hasta el cantaor Espeleta acuñó el famoso “tiriti trán trán trán”, porque de tanta juerga con que era obsequiado, sobre el escenario se olvidó de la letra y no tuvo más remedio que tararear las notas.


Estela cerró con unas alegrías boleras en las que se entregó en cuerpo y alma, con una técnica vertiginosa y sin perder un ápice de su depurada línea balletística. No deforma el estilo -algo que por desgracia está sucediendo mucho- sino que lo enriquece. La agilidad de su juego de pies es algo único. Creo que estamos ante los mejores pies de la danza española.


Entre las muchas cualidades que se pueden destacar de la completísima bailarina está su musicalidad. Sus castañuelas se adaptaron a sus acompañantes con prodigio. No hubo dispersión ni fraccionamiento durante todas las piezas, sino armonía y buen gusto. Los músicos fueron uno con la bailarina y el público quedó integrado en tan glorioso tándem. Todos fuimos uno con ella.


Aquellos benditos fantasmas del pasado exorcizados por Gamboa vinieron a ver a Estela Alonso y volvieron a su reino complacidos.


MERCEDES ALBI

Fotografía Gabriel M. Olivares





Comentarios


Síguenos
  • Facebook Basic Square
bottom of page