La Compañía Nacional de Danza con Joaquín de Luz en el Teatro Real



Joaquín de Luz se mostró muy seguro de si mismo en la presentación del primer programa que ha diseñado como director de la Compañía Nacional de Danza. Dio la sensación de tener un proyecto muy sólido, base fundamental para edificar sus originales ideas sobre una estructura cuyo objetivo no es otro que encontrar la necesaria identidad de la compañía. Sabe muy bien lo que quiere y lo que es más importante, si las circunstancias no lo impiden, preludia una importante proyección internacional para la CND.


Con este triple programa pretende “emocionar al público, no solo entretenerle”. Realmente está muy bien escogido y posee una base musical que le otorga coherencia (Stravinsky, Shostakovich y Karl Jenkins).


Dio las gracias al Teatro Real, sobre el que afirmó que "es el mejor teatro del mundo en la mejor ciudad del mundo", pues es todo un logro que permanezca abierto y en pleno funcionamiento. Atrás quedaron los meses de confinamiento que fueron especialmente difíciles para los bailarines, quienes necesitan espacio para desarrollarse. “Fue como meter un león en una jaula”, bromeó.


Joaquín de Luz quiere una CND versátil en el sentido de que no haya dos grupos diferenciados de bailarines clásicos y contemporáneos, sino que todos bailen todo. Y este triple programa lo demuestra partiendo desde las raíces históricas de Balanchine y su “Apollo”, una coreografía de 1928, pero que “parece que sea de ayer mismo” a pesar de que su primer intérprete fue nada menos que Serge Lifar… Por las grandes obras no pasa el tiempo.


El Concerto DSCH de Alexei Ratmanski, que fue estrenado con el New York City Ballet, contó con Joaquín de Luz y Gonzalo García como bailarines principales tal como lo bailarán el día del estreno.


Y para finalizar, White Darkness, una pieza icónica de Nacho Duato, pues Joaquín no concibe una CND sin sus coreografías. “Yo solo le abrí la puerta y él entró, no hice nada mágico”, explica.




Joaquín De Luz y Gonzalo García (bailarín principal invitado) bailarán Concerto DSCH el día 19 de noviembre. Ambos formaron parte del elenco original de la pieza cuando la creara Ratmanksi para el New York City Ballet.



Sergio Bernal y Gonzalo García (bailarines principales invitados) bailarán el papel de Apollo en la pieza de Balanchine los días 20 y 21 de noviembre (21h), respectivamente. 



La música será interpretada por la Orquesta Sinfónica de Madrid, bajo la dirección de Manuel Coves.


Este reencuentro, con tres diferentes miradas sobre la danza, será aún más especial esta  temporada en la que atravesamos tiempos difíciles con pasos decididos. 


Acceso compra de entradas

Fotografía: Alba Muriel

Reciente
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square