Presentación de la campaña "Ayúdanos bailando". Fundación Fernando Fonseca


Presentación de "Ayúdanos Bailando". Eva López Crevillén, Nacho Duato y Fina Sensada

Creada durante la pandemia, la Fundación se inspira en la labor del cirujano Fernando Fonseca que dedicó su carrera a intervenir niños con discapacidad.


  • La formación de cirujanos en África y la realización de misiones quirúrgicas son las áreas prioritarias de la Fundación.

  • La Campaña ‘Ayúdanos Bailando,’ presentada por Nacho Duato, está dirigida a escuelas de ballet y establecimientos vinculados a esta disciplina.


La presentación de la Campaña ‘Ayúdanos Bailando’ tuvo lugar el pasado viernes, en el Café de Oriente de Madrid, a cargo de Fina Sensada, presidenta de la Fundación, Nacho Duato, patrón y vocal, y el doctor Marc García-Elías, presidente honorífico.

"Mi pequeña Chanceline"


La historia de la niña Chanceline llegó a Nacho Duato a través de un documental dirigido por Fina Sensada, compañera del Dr. Fernando Fonseca, y presidenta de la Fundación Fernando Fonseca, creada con posterioridad al fallecimiento del eminente traumatólogo el pasado 2014.


Sucedió que, un día, en el Centro de Discapacitados “Notre Dame de la Paix” en Mondou (Chad), donde Fernando Fonseca operaba y trataba a niños con secuelas de poliomielitis, deformidades de brazos y piernas por quemaduras o mutilaciones, llegó una mujer que había caminado desde muy lejos, mostrándole en sus brazos a su hija Chancelín, una niña que no podría ponerse en pie. La examinó. La pequeña padecía una grave malformación: había nacido sin tibias.


El doctor se sintió abrumado. Era muy duro verse obligado a decirle a la madre que había que amputar las piernas de su hija. Trató de encontrar una solución, viajo a España, consultó. Regresó al Chad incluso con la esperanza de que algún milagro hubiera hecho que Chaceline desarrollase sus huesos… Pero no fue así, había que cortar sus piernas.


Chanceline. Archivos Fundación Fonseca

Fina Sensada filmó la historia en un documental titulado “Mi pequeña Chanceline”, involucrándose personalmente en todo el proceso de la operación, llegando incluso llegó a convivir con Chanceline y su madre para narrar como era su día a día.


Por desgracia, el Dr. Fonseca falleció en 2014 a consecuencia de un tumor cerebral. Tras el impacto de su muerte se le perdió la pista a Chancelín.


Nacho Duato, al ver el documental, quedó impactado, ¿Dónde estaba Chanceline?¿Qué había sido de ella? Se propusieron localizarla. Tardaron cinco meses en encontrarla.


Chanceline tenía 18 años, ya no era una niña, acababa de dar a luz a un niño sin padre. Necesitaba unas prótesis nuevas que le posibilitaran caminar, pero lo que más falta le hacía, dijo, era una casa, pues la suya había sido arrastrada por el agua durante las lluvias. Lo había perdido todo.


La Fundación Fernando Fonseca, recién creada durante la pandemia por Fina Sensada, la ayudó. El coste total de las prótesis, la casa y un microcrédito para iniciar un negocio de venta de mijo, no superó los tres mil quinientos euros, comentó Nacho.


Fina Sensada y el Dr. Marc García-Elías en un momento de la presentación

Campaña "Ayúdanos bailando"


Va dirigida a tiendas, escuelas y academias de danza para que conozcan y colaboren con la fundación. Y opina: “El arte de la danza se ha convertido a lo largo de la historia en una herramienta que engrandece, que dignifica y que invita a la reflexión sobre el trabajo continuo, la persistencia y la resiliencia. La solidaridad forma parte del ADN de la danza y en esta campaña queremos enfatizar que la sensibilidad y el compromiso no se queda en un escenario sino que puede y debe traspasar fronteras”.

La Fundación está abierta a cualquier idea o colaboración, pues como decía el Dr. Fonseca; “en la adversidad esta la auténtica creatividad para transformar la tristeza, la impotencia, la rabia, y el dolor en arte”.


Nacho Duato se dispone a poner en marcha el diseño de un programa de ejercicios de rehabilitación para los niños operados, en el que la música y la danza sean la base. El arte como medio de sanación del espíritu.


También se ha editado un libro "Friend Amddukkl", ilustrado por el coreógrafo, basado en el infancia del Dr. Fernando Fonseca, que viviendo en el norte de Marruecos, donde su padre estaba destinado como militar, vivió de cerca la muerte de su mejor amigo, un niño marroquí que no pudo recibir tratamiento para la tuberculosis que padecía. Fue en ese momento cuando eligió el destino de su vida: ser un médico que pudiera salvarles.


El arte está muy presente en todas las innovadoras acciones de concienciación que la Fundación promueve. En el campo de cine y cooperación, las filmaciones de Fina Sensada impactan profundamente. Sus imágenes remueven las conciencias. El documental "Mi pequeña Chanceline" se estrenará próximamente en el Festival de Cine Sitges. Esperamos que nadie pierda la oportunidad de verlo.


Además de Eva López Crevillen, directora del Conservatorio María de Ávila, acompañaron a Nacho Duato otros artistas, como Aída Gómez y Ángel Rodríguez. Fue un acto muy emotivo.


El propósito de la campaña "Ayúdanos bailando" es involucrar a los bailarines en los programas de recuperación a través de la danza, por lo que la Fundación está abierta a la cooperación con los artistas.


También hace un llamamiento en esta campaña a tiendas, escuelas y academias de danza, para que se planteen destinar, si fuera posible, un mínimo porcentaje de sus beneficios a ayudar a estos niños y a promover acciones de la Fundación Fernando Fonseca.

Pues tal como afirmó el Dr. Marc. García Elías: "Solo se pierde el paciente, si se le abandona".


MERCEDES ALBI



Síguenos
  • Facebook Basic Square