"En mis zapatos" Premio a la Mejor Película del Festival Biarriz


Cuando tuve el privilegio de asistir al estreno del documental "En mis zapatos", que tuvo lugar el pasado mes de septiembre en el Teatro de la Latina de Madrid, auguré su gran éxito, como así ha sido, pues tal y como ha contado en tiempo real su director Pedro Morato en las redes sociales: "anoche ganamos el Premio a Mejor Película Documental de director novel en el Festival de Cine de Biarritz en Francia FIPADOC - International Documentary Festival".


La película emociona, conmueve, no deja indiferente al espectador que queda sumergido casi a bocajarro en una especie de proceso identificador con los dos protagonistas: el bailaor Paco Mora y su madre, Carmencita, que es totalmente dependiente de su hijo a causa del Alzehimer. Y es que su historia como todas las grandes historias, es una historia de amor.


"Pero esto sólo acaba de empezar. Seguiremos dando buenas noticias pronto". afirma el director Pedro Morato.

Admiro muchísimo a Paco Mora, es un ser pasional con enorme talento. Su sensibilidad choca a veces con un mundo que no siempre es justo, pero en medio de la dificultad nunca se rinde y sigue... Entonces se reinventa. Lo he visto resurgir desde su propia enfermedad, o desde las cenizas de sus sueños rotos demostrando su capacidad de crear otros nuevos con fuerza interior arrolladora. Su vida es como una serie de película a la que se van añadiendo nuevos episodios. Quedan muchos capítulos por escribir y esperamos que sea reconocido como merece. Ahora es muy querido y cada vez más famoso, aunque debería serlo aun mucho más, y lo será.


Uno de sus dones es que comunica autenticidad, por eso llega. Y cuando desfallece en medio de las dificultades y de la soledad que muchas veces le hace mella, lo cuenta sin artificios, se muestra tal y como es.


Paco ahora que "En mis zapatos" ha obtenido este premio en Biarriz se ha convertido en el galardonado actor de su propia vida. Carmen, su madre, coprotagonista del documental dirigido por Pedro Morato, ha quedado junto a él inmortalizada. El milagro del cine nos devuelve unos momentos que emocionan y nos hacen valorar la encantadora fragilidad de la existencia. Lo humano vence sobre el artificio.


Y es que Paco es un artista y lo que significaba serlo me lo escribió en hace unos años, en este texto, que reproduzco tal cual es:


<<EL ARTISTA


La realidad del artista es tan compleja como cada una de las inspiraciones que le permiten seguir siendo artista. El artista: el personaje admirado, el centro de atención de las reuniones, el diferente, el que siempre tiene algo que contar ante la monotonía del resto de vidas. El artista.


El artista no puede ser artista 24 horas al día, aunque 24 horas al día esté contagiando su arte. El artista siente, llora, sufre, ríe, mea, folla, caga, sonríe, come, sangra... el artista es otro más.


El artista, cambia su vida continuamente, es un alma errante, con rumbo pero sin morada. El artista termina sólo en una reunión de mucha gente. El artista es objeto de deseo, de envidias, de admiración, de orgullos y de decepciones.


El artista no tiene un horario fijo, no tiene una nómina fija, no tiene un compañero fijo. Es difícil conocer realmente al artista.


El artista tiene que ser un conquistador continuamente, el artista tiene que enamorar en cada mirada.


El artista se cansa, se agobia, se lamenta y nunca sabe qué pasará mañana.


El artista llena un teatro, gana dinero, conoce gente, es perseguido, es criticado, es cuestionado, se arruina, fracasa, triunfa pero cuando todos duermen, el artista no.


¡Qué suerte! Viajarás mucho!! dicen muchos. Conocerás a muchos famosos dicen otros y el artista que debe una sonrisa continua porque de esa continua conquista depende su futuro, se marcha solo al hotel y en una habitación de lujo unos, en una habitación mediocre otros o en los asientos de un autobús, el artista duerme solo.


Añora a sus amigos, añora una caricia, una conversación profunda, un cigarrillo compartido y una mirada más allá de los sentidos.


Una almohada llena de lágrimas cobija las noches de los artistas. Un pasillo interminable de un hotel es el recorrido más triste del artista para al día siguiente volver a ser el artista.


Por eso si conocéis a algún artista miradle a los ojos y veréis cuánto de persona desconocida hay en su mirada.>>


Mi enhorabuena de corazón!!!!


MERCEDES ALBI



Síguenos
  • Facebook Basic Square